Los Chunguitos

LOS CHUNGUITOS: dicese de  Gitanos Extremeños  (Porriñas de Badajoz) familia numerosa afincado en Vallecas, con unas hermanas fascinantes y unos hermanos menores que emulaban a los triunfadores tocando y cantando por las calles.Cantando por plazas, pasando el platillo, vivían de cantar por las calles,  con ese talento y arte que solo se lleva en la sangre.Con el desparpajo y decisión que otorga su raza gitana se presentaron en las oficinas de una compañía discografía halla por el año 1977. No era una pequeña discográfica, fueron directamente a una multinacional ,EMI.  Su intención era grabar maquetas en el pequeño estudio de la plaza de Ramales. Raúl Ros, impresionado por la frescura y talento de estos gitanos ,Aviso a Ramón Arcusa,  director artístico de la compañía en aquella época quien no dudo en apostar por este prometedor proyecto.  Eran cuatro, llevaban melenas y ropas ye-yes.El primer disco fue producido por el propio Ramón Arcusa. Luego, ya convertidos en trío, trabajaron con Eddy Guerín, Alfredo Domenech, José Juan Almela. Las canciones de Juan Bautista y otros autores enriquecieron el repertorio y los nuevos arreglos lo rejuvenecieron.Estaban escribiendo su propia  leyenda, Naturalmente, a nivel underground, suburbial, sin especiales en TVE, o portadas de revistas de colorines. Su genero, demasiado popular para los santones del Pop y demasiado frívolo para los puristas del flamenco, estaban entre la espada y la pared.

 

 Eran otros tiempos y la rumba flamenca era area privada para gitanos y flamencos, solo les llevo unos arreglos pop y los recursos técnicos que inyectaron a la rumba tradicional para que sus interpretaciones hicieran llegar este palo musical a los payos, heavys, postmodernos, publico que descubría las raíces de nuestra música.Los podían amar, los podían odiar, no había indiferencia. Entraron sin llamar  y  se quedaron para siempre!!.Las bandas sonoras de PERROS CALLEJEROS (79) de José Antonio De La Loma. y  DEPRISA DEPRISA  (81) de Carlos Saura  fueron su mejor trampolín al gran publico.